¿De qué se ríe el titular del Ministerio del (no) Trabajo? Desempleo y Pobreza en el Ecuador 2017-2019

Jonathan Báez Valencia

Si las declaraciones del funcionario del gobierno de Moreno en el que menciona “nosotros tenemos que velar por los derechos de los empresarios, porque esa es nuestra obligación como Ministerio de Trabajo” (Poveda, 2020)[1] no son suficientes para demostrar que el cambio de nombre a Ministerio del Capital o Empresarial es la puesta en marcha de la “realidad ha superado la legalidad”, la risa siniestra en la portada de una nota que matiza el despiadado despido de 115 mil trabajadores y trabajadoras durante la emergencia hasta mayo.[2] Ante estos sucesos, sumados a los acuerdos ministeriales en los que incluso no se considera el virus como una enfermedad laboral[3], llevan a formular la cuestión de ¿Qué ocurre con estas personas que van al desempleo? ¿Qué nos dicen las cifras disponibles sobre el desempleo en el país? La respuesta es la pobreza. Y, por tanto, parece ser que esta risa se debe a la precarización de las condiciones de vida de la clase trabajadora, cumpliendo el rol de defender a los empresarios y sus ganancias.

Una primera nota aclaratoria sobre la información utilizada es que si bien las personas en el desempleo alcanzan un número que puede ser considerado estadísticamente no significativo, según la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU), es la única fuente disponible para realizar un análisis de sus condiciones. En efecto, esta es la fuente primaria de este artículo. Así, si en 2019 alrededor de 311 134 personas se encontraban en el desempleo[4], solo con los 115 mil despedidos registrados en el Ministerio, las personas que fueron al desempleo es casi 8 veces el aumento del desempleo observado un año antes (diferencia entre 2019 y 2018). Una cifra sin duda corta considerando los encadenamientos del empleo asalariado y sus resultados en la economía nacional. A continuación se analizan las trayectorias de los motivos del desempleo. Por consiguiente, se observará un aumento sin precedentes de los porcentajes de desempleo que hasta el 2019 alcanzaba al 3,8% de la población.

En la tabla 1 se muestra que entre ellos están la terminación de contrato con un 27% en 2019. No obstante, entre 2017-2019 la segunda causa “antes no tenía necesidad de trabajar” muestra una tendencia ascendente. Eso indica que las personas, dadas las complicadas situaciones económicas efecto de las decisiones del gobierno[5], necesitan insertarse en el mercado laboral con más intensidad. Por otro lado, las renuncias voluntarias disminuyeron lo que implicaría que la decisión de salir de un trabajo que no genera las condiciones para permanecer en él ahora es limitada, así como por las condiciones complicadas del propio mercado laboral ecuatoriano. Finalmente, otro de los resultados preocupantes es que el desempleo se debe en una tendencia creciente a la quiebra del establecimiento, eso indica que no solo se pierden plazas por despidos sino también porque los mercados se vuelven complicados para los verdaderos microempresarios y cierran, dejando más espacio a los grupos económicos para que concentren más mercados.[6]

Sin embargo, lo más importante sobre el desempleo es que situarse en esta categoría implica caer en la pobreza. Si bien no es la principal categoría en la que las personas se consideran pobres por el nivel de ingresos (primero están el empleo no remunerado seguido del subempleo por la insuficiencia de ingresos) la tendencia de los desempleados que se consideran pobres aumenta en clara tendencia entre 2017 y 2019. En el caso de las personas con desempleo oculto[7], el 33% del total en 2017 se consideran pobres; en 2019 este nivel aumenta al 37%. Lo propio ocurre con el desempleo abierto[8] en el que las personas en esta categoría considerados pobres aumenta del 25% al 34% entre 2017 y 2019.

De esa manera se observa que lo más probable es que estas personas no solo limiten y disminuya su nivel adquisitivo sino que caigan en la pobreza y sin posibilidad de insertarse nuevamente en un mercado laboral más reducido. De tal forma que los pronósticos de la CEPAL serían más que exacerbados en el país:

La CEPAL estima que para 2020 la tasa de pobreza aumentaría hasta 4,4 puntos porcentuales y la pobreza extrema 2,6 puntos porcentuales con respecto a 2019. Esto implica que la pobreza alcanzaría entonces al 34,7% de la población latinoamericana (214,7 millones de personas) y la pobreza extrema al 13% (83,4 millones de personas). También se espera un aumento de la desigualdad en todos los países de la región, con incrementos del índice de Gini de entre el 0,5% y el 6,0% (CEPAL, 2020, p. 5).

Los despidos no solo tienen efecto en la vida de la población afectada, al mismo tiempo se afecta la base cotizable del IESS, lo que abre la puerta a legitimar una eventual privatización disfrazada bajo la figura de concesión. En ese sentido, también se afecta la demanda efectiva con lo cual una espiral de más despidos es inminente. Por otra parte, las empresas de la élite económica se encuentran blindadas e intocables. Al parecer, todos estos sucesos que dilapidan el país le causa risa al ministro del trabajo. Una situación inaceptable que debe ser rechazada por los sectores académicos y sindicales para impedir que el bienestar de las grandes mayorías continúe afectándose y los privilegios de los más ricos aumentando.

Tabla 1. Motivo principal por el que está sin trabajo 2017-2019 (%).

Fuente: ENEMDUR

Elaboración: Propia

Tabla 2. Pobreza por categoría de ocupación 2017-2019 (%).

Fuente: ENEMDUR

Elaboración: Propia

Bibliografía

Báez Valencia, J. (2020). Captura empresarial del poder: preludio del Paro Nacional. In F. Ramírez Gallegos, Octubre y el derecho a la resistencia : revuelta popular y neoliberalismo autoritario en Ecuador (pp. 195-220).

Báez, J. (2020, Mayo 3). ¿Por qué se oponen al artículo 5 de la Ley Humanitaria? Con el cobro del 0,0042% del activo por cada sociedad en paraísos fiscales que tienen los Grupos Económicos se recaudaría el monto total de esta ley: USD 1 418 millones. From Instituto de Investigaciones Económicas-Unidad de Análisis y Estudios de Coyuntura: https://coyunturauceiie.org/2020/05/03/por-que-se-oponen-al-articulo-5-de-la-ley-humanitaria-con-el-cobro-del-00042-del-activo-por-cada-sociedad-en-paraisos-fiscales-que-tienen-los-grupos-economicos-se-recaudaria-el-monto-total-de/

CEPAL. (2020, Mayo). El trabajo en tiempos de pandemia: desafíos frente a la enfermedad por coronavirus (COVID-19). Coyuntura laboral en América Latina y el Caribe(20).

Poveda, L. (2020, Mayo 19). Medidas laborales adoptadas por el Gobierno Nacional. From https://www.youtube.com/watch?v=t1uhbbj6UuU


[1] Ver minuto 19.

[2] Ver: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/economia/4/ministerio-trabajo-emergencia-sanitaria-estado

[3] Ver: https://www.larepublica.ec/blog/politica/2020/04/30/ecuador-aceptara-excepciones-para-considerar-enfermedad-laboral-al-covid-19/

[4] Ver: https://www.ecuadorencifras.gob.ec/documentos/web-inec/EMPLEO/2019/Diciembre/201912_Mercado_Laboral.pdf

[5] Ver: (Báez Valencia, 2020)

[6] Ver: (Báez, 2020)

[7] “Personas sin empleo en la semana pasada, que no hicieron gestiones concretas para conseguir empleo o para establecer algún negocio en las cuatro semanas por alguna de las siguientes razones: tienen un trabajo esporádico u ocasional; tienen un trabajo para empezar inmediatamente; esperan respuesta por una gestión en una empresa o negocio propio; esperan respuesta de un empleador o de otras gestiones efectuadas para conseguir empleo; esperan cosecha o temporada de trabajo o piensan que no le darán trabajo o se cansaron de buscar.” Ver: https://www.ecuadorencifras.gob.ec/documentos/web-inec/EMPLEO/2018/Septiembre-2018/ENEMDU_Metodologia%20Encuesta%20Nacional%20de%20Empleo%20Desempleo%20y%20Subempleo.pdf

[8] “Personas sin empleo en la semana pasada, que buscaron trabajo e hicieron gestiones concretas para conseguir empleo o para establecer algún negocio en las cuatro semanas anteriores a la entrevista.” Ver: https://www.ecuadorencifras.gob.ec/documentos/web-inec/EMPLEO/2018/Septiembre-2018/ENEMDU_Metodologia%20Encuesta%20Nacional%20de%20Empleo%20Desempleo%20y%20Subempleo.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s