Es la fuente, est*#&*. Cómo disfrazar un impuesto a las clases medias, simulando un impuesto a la riqueza.

Jonathan Báez Valencia

El Gobierno del presidente Lasso anunció que realizaría una contribución especial a las personas “más acaudaladas” del país, es decir, aquellas que ganan más de USD 2 mil al mes. Sin embargo, decir que son las personas más ricas del Ecuador es completamente erróneo. En efecto, se trata de una puesta en escena para disimular un impuesto a la riqueza que en realidad es un impuesto a la clase media. Con el marcado objetivo de que el peso de la contribución recaiga en la población trabajadora y no en élites económicas que tienen ingresos promedios mensuales superiores a los USD 60 mil, 30 veces más; élites que seguramente no aportarán un centavo al país, pero que sacan capitales y lo exacerbarán con su búsqueda insaciable de eliminar el Impuesto a la Salida de Divisas. Y ¿Cómo es que se legitima este proceso? Por la fuente que usan: la encuesta. Eso permite subestimar deliberadamente los ingresos para librar a las élites económicas del impuesto.

La Constitución de la República del Ecuador -CRE- de 2008 establece el principio de progresividad tributaria, en otras palabras, que quién más tiene más paga. No obstante ¿Cómo eludir este principio? El Gobierno del presidente Lasso respondió a esta cuestión con el uso de encuestas de hogares como fuente para analizar a las personas “más acaudaladas”. Lo cierto es que si se desea hacer que las personas privilegiadas aporten es necesario utilizar registros administrativos tributarios. Eso debido a que es muy poco probable que consideren a las élites económicas que representan un porcentaje mínimo de la población total; por otra parte, aunque el registro tributario tiene sesgos como el uso de paraísos fiscales que determinan una disminución de ingresos, este es un acercamiento más realista a lo que ganan las personas más acaudaladas.

En efecto, las encuestas tienen como limitante que tendencialmente no consideran a las élites económicas y también que los ingresos son parte de una autodeclaración de su nivel, que no se encuentra contrastada, por lo que casi siempre es menor a la verdadera. Lo contrario ocurre con el registro administrativo. Un ejemplo de esta situación es un análisis de Rossignolo, Oliva y Villacreses (2016) en el que se comparan los ingresos promedio mensuales utilizando como fuente registros tributarios y encuestas de hogar. Los resultados son claros y se observa cómo los ingresos del decil más alto de ingresos según las encuestas ascienden a USD 14 770 en 2008 pero si la fuente son los registros administrativos, esta cifra aumenta a USD 40 862; casi tres veces más. Lo propio ocurre en el año 2011. Por lo tanto, se demuestra que la información para una toma de decisiones se transforma según la fuente utilizada y que, si el gobierno del presidente Lasso pretende tener una perspectiva ligada a la CRE debe utilizar las estadísticas fiscales. Una situación que no ocurre.

De esa manera, si fuera así, la perspectiva debería ser cobrar al decil más alto de ingresos o a la élite económica que en 2019 tuvo ingresos promedios mensuales por más de USD 60 mil.[1] Con esta acción se protegería al 99% de la población del Ecuador, permitiendo ampliar el consumo y, por tanto, la economía del país. No obstante, como se pretenden cobrar a ese 99% que no pertenece a la élite, el resultado es una restricción del consumo. Y lo más probable es que el 1% más acaudalado según fuentes administrativas tributarias no aporten con su parto. Esto debido a que es más sencillo cobrar a la población trabajadora, las mismas empresas harían una retención. Por otro lado, en el caso de las élites económicas desplegarían una serie de mecanismos, como el uso de paraísos fiscales[2] o dilatar el pago como han hecho con los impuestos que deben ser cancelados y que llevan años sin hacerlo; una práctica recurrente de las más grandes empresas del país.[3]

Desde esta perspectiva, las élites no cumplirían con el aporte y, nuevamente, todo el peso recaería en la clase media y los estratos más vulnerables de la sociedad ecuatoriana. Así, en lugar de beneficiar el consumo, la producción interna y la generación de empleo a partir de la redistribución, la política de impuestos del gobierno del presidente Lasso beneficia a aquella élite que saca capitales del país, como en pandemia que las élites empresariales que sacaron divisas por USD 72 millones[4] y que fue limitada por la existencia del Impuesto a la Salida de Divisas (lo que también permite tener un registro de quién está sacando capitales). Por ello se comprende que quieren eliminar este impuesto para fugar capitales y quedar en el anonimato, lo que debe ser impedido, al igual que esta búsqueda de legitimar que las personas más acaudaladas son las que ganan más de USD mil, porque no lo son y, por consiguiente, quien debe pagar un impuesto especial y permanente son las grandes fortunas, que se estima puede generar más de USD 4 mil millones y afectar a tan solo el 0,007% de la población.[5] Esta reflexión a modo de evocación de aquella frase: “Es la economía  est*#&*”, en este caso se trata de la fuente de información con la que se evalúa el nivel de riqueza, debe ser por registro administrativo tributario: Es la fuente est*#&*.

Gráfico 1. Comparación Encusta vs Registro Administrativo en el decil de ingresos más altos 2008-2011

Fuente: (Rossignolo, Oliva, & Villacreses, 2016).

Bibliografía

Rossignolo, D., Oliva, N., & Villacreses, N. (2016). Cálculo de la concentración de los altos ingresos sobre la base de los datos impositivos. Un análisis para Ecuador. Santiago de Chile: CEPAL.


[1] ¿Desigualdad en el Gobierno de Moreno? En 2019 las élites empresariales ecuatorianas ganaron lo equivalente a 131 veces un salario mínimo, demoran menos de dos horas en obtenerlo. – UNIDAD DE ANÁLISIS Y ESTUDIOS DE COYUNTURA (coyunturauceiie.org)

[2] ECUADOR, LOS ULTRA RICOS SON LOS QUE MÁS PARAÍSOS FISCALES POSEEN. CONCENTRAN EL 34% DEL TOTAL. – UNIDAD DE ANÁLISIS Y ESTUDIOS DE COYUNTURA (coyunturauceiie.org)

[3] En firme…las deudas tributarias: 500 principales deudores deben USD 1 578 millones – UNIDAD DE ANÁLISIS Y ESTUDIOS DE COYUNTURA (coyunturauceiie.org)

[4] Élites empresariales sacaron divisas por más de USD 72 millones entre enero y septiembre de 2020 – UNIDAD DE ANÁLISIS Y ESTUDIOS DE COYUNTURA (coyunturauceiie.org)

[5] Impuesto permanente a las Grandes Fortunas en Ecuador generaría más de USD 4 mil millones – UNIDAD DE ANÁLISIS Y ESTUDIOS DE COYUNTURA (coyunturauceiie.org)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s