Huawei: ¿Guerra Comercial o Tecnológica entre Estados Unidos y China?

Alberto López B.

 

La guerra comercial entre China y Estados Unidos viene generándose desde el 6 de julio del 2018 con aranceles implementados por Estados Unidos y China por 34.000 mil millones de dólares que fueron impuestos por cada uno de ellos; el 23 de agosto del 2018 ambas naciones imponen aranceles por 16.000 mil millones de dólares; el 17 de septiembre del 2018, Estados Unidos impone 200.000 mil millones de dólares a un 10% y China por 60.000 mil millones también a un 10%. Ante esta guerra comercial, de diciembre  del 2018 a marzo del 2019 Estados Unidos y China acuerdan empezar a negociar y suspender temporalmente las nuevas tarifas y aranceles, a pesar que China es el principal socio Comercial de los Estados Unidos; sin embargo, el 10 de mayo del 2019 Estados Unidos impone 200.000 mil millones de dólares en aranceles y China responde con 60.000 mil millones de dólares, en este caso los dos estados al 25%.

Esta guerra comercial, es el resultado de la política económica implementada por Donald Trump, para disminuir el déficit en la balanza comercial con China; y, con el apoyo de la OMC, también se enfrenta en los acuerdos comerciales con la Unión Europea,  con sus vecinos Canadá y México, entre otros. El déficit en la Balanza Comercial de los Estados Unidos comparado con China, es de 490.000 mil millones de dólares; esto es, cinco veces superior al déficit de los Estados Unidos con México y Canadá; este superávit a China le ha generado 1.3 trillones de dólares en reserva de bonos del tesoro norteamericano y estaría en capacidad de realizar inversiones en proyectos tecnológicos de quinta generación (5G) en varios países del mundo.   

La relación que existe entre Google y Huawei está en que los mejores celulares de Huawei del 2019 utilizan Android del sistema operativo de Google que hoy está instalado en el 85% de los smartphones en el mundo. “Android es un sistema operativo desarrollado por Google basado en el Kernel de Linux y otros software de código abierto. Fue diseñado para dispositivos móviles con pantalla táctil, como teléfonos inteligentes, tabletas, relojes inteligentes, automóviles y televisores.”[1]

Investigadores, académicos, empresarios, estudiantes y toda la sociedad del mundo en cualquier lugar e idioma utilizan Google, porque constituye el motor de búsqueda de contenido en internet, convirtiéndose google en parte de nuestra vida diaria. De otra parte, tenemos la empresa gigante Huawei productora China de teléfonos inteligentes y equipos electrónicos, siendo uno de los principales proveedores de redes de telecomunicaciones de América Latina que tiene última tecnología de 5G.

Mientras millones de usuarios en el mundo están preocupados por el uso de sus teléfonos móviles Huawei por suspensión de las herramientas Google, para los usuarios Chinos es indiferente porque tienen su propio “ciberecosistema”, viven y operan bajo este estema operativo, esto demuestra que la tecnología China ya se adelantó al futuro y no les afecta las medidas económicas del Presidente Donald Trump.

El dueño de Huawei es Ren Zhengfei, uno de los hombres más ricos de China; su empresa forma parte de un gran conglomerado Chino y su industria se basa en principios de transparencia, apertura, justicia y no discriminación, actualmente ocupa el segundo lugar en ventas de teléfonos móvil en el mundo, luego de la empresa Surcoreana Samsung; en el primer trimestre del 2019 vendió 59,1 millones de teléfonos inteligentes superando en el 19% del mercado a la empresa Estadounidense Apple; para citar un ejemplo, según Dominio Consultores, Perú en el primer trimestre del 2019 importó 428 mil equipos.

Las medidas económicas implementadas por Donald Trump presidente de los Estados Unidos, evidencian que los dos gigantes tecnológicos del mundo Google y Huawei, son el resultado de la guerra comercial y tecnológica de las dos potencias mundiales; sin embargo, China también podría tomar medidas en contra la firma Estadounidense Apple prohibiendo la venta de los Iphone lo cual afectaría en el 29% sus ingresos en Pekín. Es posible que China continúe con las negociaciones con los Estados Unidos, mientras solucionan los problemas generados a Huawei con su propia plataforma.

Desde el punto de vista tributario, los impuestos arancelarios, no pagan los exportadores, más bien son los importadores que pagan los incrementos a los derechos arancelarios y transferirán el costo a las cadenas de suministro de bienes y servicios de la propia sociedad estadounidense y del resto del mundo; por lo tanto, las empresas Chinas no pagarían el incremento de los impuestos arancelarios. Sin embargo, estas medidas ponen en riesgo el mercado financiero y estabilidad económica lo cual provocaría una posible recesión económica mundial.   

Ecuador, también se vería afectado por la guerra comercial y tecnológica entre China y Estados Unidos, porque en todas las familias ecuatorianas al menos dos personas son usuarios de un teléfono inteligente móvil Huawei; además, en lo económico, los bienes y servicios que se importan desde los Estados Unidos tendrán mayores costos. Al ser el Ecuador un país dependiente de los Estados Unidos, tendríamos restricciones para implementar la tecnología China 5G.  

 

 

[1] Ver http://www.redalyc.org/html/782/78219156004/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s