Venezuela: Solución política sin intervención militar y sin derramamiento de sangre

Bayardo Tobar

 

El presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, señor Donald Trump, considerado por amplios sectores de la opinión pública de su país y del mundo como el peor presidente de la historia de ese país, puede ser enjuiciado políticamente y destituido del cargo. De esa manera, un actor capaz de crear campos de concentración para encerrar a los hijos de inmigrantes no tiene autoridad política ni ética para someter al pueblo venezolano a un criminal bloqueo económico, instalar y reconocer un gobierno paralelo, promover una guerra civil e invadir militarmente a Venezuela para supuestamente defender la democracia y la libertad pero en realidad para suprimirlas e instalar un gobierno títere a su servicio. Todo, al margen de la Constitución de EEUU y del derecho internacional.

Se trata de otro episodio de la misma política imperial aplicada por los gobiernos de EEUU para invadir Irak, Afganistán, Libia, en los últimos años y, desde hace más de un siglo, para invadir e imponer tiranías en Latinoamérica y el Caribe y apropiarse de sus recursos naturales (ver Tabla 1).

 

El gobierno de EEUU se dirige a Venezuela no por la democracia y la libertad sino por el petróleo y la enorme riqueza natural que posee ese país (ver Tabla 2). Desde luego, China y Rusia son actores también en juego y con sus intereses. Sin embargo, no debemos confundirnos y creer que el destino de venezolanos y latinoamericanos es escoger cuál país imperial saquee sus recursos naturales y oprima a su pueblo. Por el contrario, la opción es confrontar a todos los poderes imperiales que se disputan la hegemonía mundial, provengan de occidente u oriente. Luchar por que América Latina -la patria grande- sea un continente de paz con sociedades igualitarias, sustentadas en la asociación de productores, la relación armónica del hombre con la naturaleza y en la que se privilegie el florecimiento humano.

 

Los gobiernos de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro se inscribieron en esa tendencia emancipatoria, producto de la insurrección y elecciones sucesivas del pueblo venezolano en contra de los  regímenes corruptos dirigidos por una oligarquía rentista,  corrupta y sometida a los dictámenes del gobierno de EEUU. Lamentablemente, el proceso venezolano derivó en la experiencia fallida y autoritaria de Maduro, y si bien la situación ha llegado a un punto en que la única salida es el relevo  del gobierno, este no debe realizarse mediante un golpe de estado fraguado en el Departamento de Estado de los EEUU  ni por la vía de una intervención militar imperialista; sino por las vías establecidas en la constitución como el adelanto de las elecciones y de común acuerdo entre opositores y gobierno.

 

La experiencia de Venezuela resultó realmente decepcionante,  pero ¿por qué extraña ceguera pueden creer los ciudadanos comunes y corrientes que el gobierno imperialista de Trump y la ultraderecha venezolana va a sacarlos del hoyo en el que ella misma los introdujo?

 

A los derechistas y reaccionarios que afirman como única salida la intervención militar de EEUU en Venezuela hay que preguntarles si el pueblo chileno, para sacudirse de Pinochet o el argentino de las dictaduras militares sanguinarias, etc. etc. pidieron la intervención militar para echarles del poder. Desde luego que no, porque además hubiera sido un contrasentido ya que eran dictaduras impuestas por EEUU en nombre de la democracia y la libertad. 

 

Como afirma Raúl Zibecki: “Desde una posición de principios, la no intervención en los asuntos internos de otros países es un asunto básico. El respeto a la soberanía nacional es absolutamente independiente de la posición que cada quien tenga sobre lo que sucede en el país, el carácter del gobierno y la calidad de sus instituciones. Quienes sufrimos las dictaduras en el Cono Sur, nunca pedimos la intervención extranjera para derribarlas. Ni ahora pedimos que se intervenga en Arabia Saudita por ser una régimen deplorable que, además, desató una guerra genocida en Yemen”.

 

Desde una perspectiva soberana, democrática y libertaria lo que corresponde es oponerse con decisión a la intervención militar del gobierno de EEUU y sus aliados- el grupo de Lima y la UE menos 6- y propiciar una salida pacífica y negociada a la crisis que azota inclemente al pueblo venezolano. Posición que hoy por hoy la representan los gobiernos de México y Uruguay, así como la cumbre convocada para el 7 de febrero próximo.  

Tabla 1. Intervenciones y guerras declaradas por Estados Unidos.

1775-1776: Canadá y Atlántico

1798-1800 Mar Caribe y Atlántico

1831: Argentina

1846-1848: México

1852-1853: Argentina

1853: Nicaragua

1854: Nicaragua

1855: Uruguay

1856: Nueva Granada

1858: Uruguay

1859: Paraguay

1868: Uruguay

1891: Chile

1894: Nicaragua

1898-1902: Cuba, Puerto Rico y Pacífico

1914: México

1915: Haití

1916: República Dominicana

1917: México

1926: Nicaragua

1960: Guatemala

1964: Panamá

1965: República Dominicana

1967-1969: Guatemala

1973: Chile

1983: Granada

1989: Panamá

1994: Haití

2004: Haití

1801-1805: África del Norte

1815: África del Norte

1853-1854: Japón

1859: China

1860: Angola

1893: Hawái

1900: China

1917-1918: Primera guerra mundial

1941-1945: segunda guerra mundial

1945-1946: China

1950-1953: Guerra de Corea

1958: Indonesia

1959-1975: Guerra de Vietnam

1983: Líbano

1986: Libia

1990-1991: Guerra del golfo

1993-1994: Somalia

1995: Bosnia y Herzegovina

1998: Sudán

1998: Afganistán

1999: Yugoslavia

2001-actualidad: Afganistán

2002: Filipinas

2003-2011: Guerra de Irak

2007: Somalia

2011: Libia

2011-2012: Yemen, Pakistán Somalia

2015-actualidad: Irak y Siria

Tabla 2. Riqueza natural de Venezuela en disputa.

“Información pública oficial de EU (CIA, NSA, DIA, etcétera) recabada por Bryan González Hernández, candidato doctoral en la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA)… indica que Venezuela ejerce jurisdicción sobre la mayor reserva petrolera del mundo, estimada en 300 mil millones de barriles. Venezuela es el octavo país del mundo con las mayores reservas de gas natural, 1.5 billones de metros cúbicos; 14 mil millones de toneladas de hierro; 7 mil millones de toneladas en reservas de oro; 10 mil millones de toneladas de carbón; 6 mil millones de toneladas de bauxita. Posee coltán (electrónica) y torio, para energías limpias. Abunda el agua. La hidroelectricidad representa 58.32 por ciento de toda la generación eléctrica. El territorio contiene abundante biodiversidad (tiene territorio amazónico.) Por su cercanía, el costo del transporte del petróleo venezolano a EU es menor que del Golfo Pérsico.”

Fuente: John Saxe-Fernández en “Venezuela: botín ambicionado”, La jornada, 31 de enero del 2019.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s