Desideologizar la economía como coartada.

Bayardo Tobar

No basta con declarar que es necesario reactivar la economía, generar empleo y estabilizar las finanzas públicas, hay que decir cómo hacerlo y el cómo depende de la ideología.

La ideología entendida como la comprensión del mundo que nos hemos formado, “lentamente, con ideas (…) pero también con intereses, temores, aspiraciones y deseos”(Tinajero). De esa manera, a nivel del pensamiento económico que defiende el sistema  se pueden identificar -al menos-  dos posiciones para reactivar la economía: i) mediante incentivos a la oferta, es decir a los empresarios, con reducción de impuestos, tasas de interés y servicios públicos subsidiados, etc. Y ii) a través de estímulos a la demanda, esto es, mediante el gasto público y el empleo generado  por dicho gasto público, el incremento de salarios y del poder de compra de los ciudadanos.

El discurso de la “desideologización” se convierte así en una coartada para ocultar los intereses particulares. Aquellos que son defendidos por quienes se autocalifican de “neutrales” o “apolíticos”. Estos se expresan en afirmaciones que, dichas por los ministros y amplificadas por los medios de comunicación, las personas creen como verdaderas. A manera de ejemplo:

“Con Martínez y su anuncio que el programa económico entra a una profunda revisión, el riesgo país comienza a bajar”

Presunción ideológica en su máxima expresión: los mercados “hablan” como si se tratara de personas y expresan su “satisfacción” por la designación del nuevo ministro de finanzas mediante la disminución de 70 puntos en el “riesgo país”. Al mismo tiempo le dicen, además  –cual oráculo de Delfos- que aplique un programa de austeridad sin que importe el costo social.

Las “calificadoras de riesgo” y sus oscuras metodologías  están al servicio del capital financiero internacional. En unos casos, sus alarmas justifican el cobro de elevadas tasas de interés y desatan movimientos especulativos del capital que destruyen economías y pueblos, ayer en Grecia, ahora en Argentina.[1]  En otros casos, sus calificaciones encubren a las grandes corporaciones que, hasta la víspera de quebrar, tienen calificación triple A. Tal como sucedió con la banca de inversión de Estados Unidos en el año 2008.

“Si se bajan los salarios el empleo sube” 

El prestigioso economista inglés J. M. Keynes, a cuyas teorías se atribuye haber salvado al sistema capitalista de la gran depresión de los años 30 del siglo anterior, demostró que la baja generalizada de los salarios en lugar de conducir a un aumento del empleo – como creía Pigou- lo llevaría a su disminución. Eso dado que al disminuir el ingreso de los asalariados disminuye el consumo y, por tanto, cae la demanda de trabajadores (que producen los bienes de consumo). La variable principal en la determinación del empleo no es el nivel salarial sino la demanda efectiva (suma del consumo C, y la inversión, I). En efecto, la demanda de trabajo es una demanda derivada de las decisiones de producción e inversión y no depende centralmente del nivel de los salarios. Por tanto, el salario deja de ser el precio cuyas fluctuaciones equilibran oferta y demanda de trabajo.

“Si se bajan (o perdonan) los impuestos, la inversión privada y el empleo suben”

La disminución de impuestos que demandan los empresarios y sus voceros no se refiere al impuesto más regresivo de la economía, el IVA, sino a los impuestos directos. Entre ellos se encuentra el impuesto  a la salida de capitales (ISD) que previene la fuga de capitales y el anticipo al impuesto a la renta que matiza las posibilidades de elusión fiscal. Con la disminución de impuestos directos se incrementan las ganancias de los empresarios sin que se pueda garantizar que esa ganancia se reconvierta en nuevas inversiones y más empleo.[2]

Con el lema de “menos impuestos, más inversión”, los 102 grupos económicos más grandes serán amnistiados por una deuda tributaria que supera los 2.835 millones de dólares. Cuando se habla de déficit fiscal, estrictu sensu, se refiere a diferencias en el ritmo de crecimiento de los gastos en relación a los ingresos; la forma de superar el déficit, por tanto, supone eliminar el gasto improductivo, al tiempo de incrementar los ingresos. Eso implica combatir la evasión y elusión tributaria así como la impunidad de los evasores, como una de las medidas más efectivas de combatir la corrupción.

“El libre mercado es la forma natural de ser de la economía”

En realidad, el libre mercado es una forma de “reglamentación” estatal, introducida y mantenida por vía legislativa y coercitiva. Es un acto de voluntad consciente y no expresión espontánea o automática del hecho económico. El liberalismo económico es, en último término, un programa político destinado a cambiar la distribución de la renta nacional a favor del capital y en desmedro del trabajo. Todas las orientaciones políticas se fundan en la fantasía -sostiene Slavoj Zizek- una de esas fantasías es el libre mercado. 

Bibliografía

Cufré, D. (5 de Mayo de 2018). Tiempo de descuento. Página 12.

Saez, E., & Piketty, T. (Octubre de 2013). Why the 1% should pay tax at 80% . Obtenido de The guardian: https://www.theguardian.com/commentisfree/2013/oct/24/1percent-pay-tax-rate-80percent

[1] “Forbes y el Financial Times ya dijeron que es tiempo de salir de la riesgosa Argentina, calificada como uno de los tres países más vulnerables a shocks externos por las evaluadoras del establishment internacional”  (Cufré, 2018).

[2] La conclusión de distintas investigaciones es que “no hay correlación entre los recortes de los tipos impositivos máximos y el crecimiento medio anual del PIB real per cápita desde los años setenta”  (Saez & Piketty, 2013).

 

1 Comment

  1. SIEMPRE SE HA MANIFESTADO QUE REDUCIR LAS PLAZAS DE EMPLEO CONSTITUYE INCREMENTAR LA POBREZA Y CON LA EVASIÓN DE IMPUESTOS SE FAVORECE A LA CORRUPCIÓN, ES COMO LLEVAR A VARIAS PERSON@S A UN PROSTÍBULO PARA QUE SE SANTIFIQUEN. POR TANTO LA CORRUPCIÓN NO SE ACABARÁ NUNCA, NUESTRO ADN Y LOS GENE NEGATIVOS SE FORTALECERAN Y SE ACENTUARAN EN NUESTRA SOCIEDAD CREANDO UN CÓDIGO DE VIDA QUE NO ENTENDERAN NUESTRAS GENERACIONES FUTURAS.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s